¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto


solo EME  solo letras

 

Domingo, 20 octubre 2019 
Acceso Colegiados

Acceso Exclusivo Colegiados

Usuario
Contraseña
Info = Nº de colegiado Ver demostración


Si no la recuerda, pulse


¿Problemas con la contraseña? Elimina Cookies // Recarga la página (F5) // Prueba otro navegador

Valentín Ruiz Caballero

  • En su trabajo, enseñó que la Pediatría Extrahospitalaria se debe escribir con mayúsculas, que son especialistas de primera y que así se lo tienen que hacer ver a los demás

Nos conocimos hace ocho años cuando me encomendaron la tarea de impartir cursos de terapéutica pediátrica en la provincia de Tenerife. Yo sabía que estos cursos ya se venían celebrando desde hacía mucho tiempo y con mucho éxito en la provincia de Las Palmas, y que tú eras uno de los responsables de ello.

Antes de empezar con mi tarea, me fui a la Gomera para asistir a uno de esos cursos. Allí compartimos una semana de estudio y descubrí en ti una persona especial. Conocí al Pediatra y me enseñaste en esa semana que la Pediatría Extrahospitalaria se debe escribir con mayúsculas, que somos especialistas de primera y que así se lo tenemos que hacer ver a los demás. Que hacemos una labor encomiable y preciosa que en la mayoría de las ocasiones no se nos valora.

Le diste un valor a nuestro trabajo que yo nunca me había planteado y me hiciste sentir orgullosa de la labor que ejerzo día a día. Pero además conocí a la persona no sólo al pediatra. Eres cabezón, vehemente, cascarrabias, valiente en la defensa de tus opiniones, infatigable en tus causas (algunas de ellas perdidas y por lo que te ganaste el sobrenombre de Violentín), pero a la vez cariñoso, atento, alegre, optimista y entrañable. En fin Valentín eres lo que toda persona debería aspirar a ser, una buena persona.

Te echaré mucho de menos… ya te echo de menos.

Catalina Santana Vega
Col. 38/38/04327