¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto


solo EME  solo letras

 

Domingo, 20 octubre 2019 
Acceso Colegiados

Acceso Exclusivo Colegiados

Usuario
Contraseña
Info = Nº de colegiado Ver demostración


Si no la recuerda, pulse


¿Problemas con la contraseña? Elimina Cookies // Recarga la página (F5) // Prueba otro navegador

Salvador Rocafort Lorenzo

  • Destacó el doctor Rocafort por su inteligencia y su inquietud constante por la ciencia
  • Por sus cualidades humanas y científicas siempre ocupará un puesto relevante en la historia de la Medicina en Canarias

Esta mañana recibí una temprana llamada telefónica. Me comunicaba la muerte de Salvador Rocafort. La noticia se extendió rápidamente entre sus compañeros médicos, especialmente entre los dedicados a la especialidad de Alergología causando una honda impresión. El doctor Salvador Rocafort falleció ayer, martes, día 3 de febrero de 2015. Aún lleno de pesadumbre por su muerte nos atrevemos a redactar una semblanza del entrañable amigo. Salvador Rocafort nació en noviembre de 1942 en la Clínica San Roque. Sus padres fueron don Enrique Rocafort García, teniente coronel de Artillería, y doña Justa Lorenzo Casabuena.

Recuerdo que realizó los estudios de Medicina en Madrid. Asimismo, se especializó en enfermedades alérgicas y en neumología en la Fundación Jiménez Díaz, Madrid, con su maestro el doctor Antonio Sastre Castillo, jefe del departamento de Alergia y Patología Respiratoria de la citada Fundación Jiménez Díaz. Allí también colaboró con los doctores Carlos Lahoz Navarro y Joaquín Sastre Domínguez. El doctor Salvador Rocafort destacó por sus estudios sobre los ácaros en Canarias así como los realizados en alergia cutánea, alergia a los alimentos y en la alergia a los medicamentos.

Salvador Rocafort llegó, con su especialidad terminada, poco después de la marcha en 1968 del iniciador del estudio sobre la alergia en Canarias, que fue el doctor Camilo Rodríguez Gavilanes, y se anunciaba en la prensa con su título de especialista en asma y enfermedades alérgicas. En aquella época se unió a los alergólogos, que ya ejercían en Las Palmas, los doctores Manuel García González, Domingo Ponce Arencibia, Sebastián Sánchez Ruano, Manuel Sánchez Hernández y Manuel Herrera Hernández y, posteriormente, los doctores Pedro Cabrera Navarro y Fernando Schamann Medina.

Destacó el doctor Rocafort por su inteligencia y su inquietud constante por la ciencia. Por esto, desde su llegada a Las Palmas de Gran Canaria, estableció pronto su consulta en la calle Dr. Domingo Déniz número 3 (Alameda de San Francisco) e intervino en numerosas conferencias en el Colegio Oficial de Médicos y en la Residencia Sanitaria Virgen del Pino. Colaboró, asimismo, de manera activa en los comités científicos, comunicaciones y ponencias en los congresos celebrados en Canarias, así como en la mayoría de otros congresos nacionales e internacionales. Citamos sólo el Congreso de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR), en 1971, el XI Congreso de Alergia e Inmunología Clínica de 1978, el Congreso de Interasma-97, el Congreso de Enfermedades Alérgicas en la Infancia en 2003, las Jornadas Canarias de Alergia celebradas cada dos años alternando en las dos provincias, e interviniendo en los Cursos de Alergia (Actualidades diagnósticas y terapeúticas) celebrados en el Hospital Universitario Insular de Las Palmas (Servicio de Alergia, Dr. Anselmo Sánchez Palacios). Ocupó asimismo diversos puestos directivos en la Sociedad Canaria de Alergia e Inmunología Clínica fundada en 1983 siendo Presidente de la misma en 1986.

Por sus cualidades humanas y científicas siempre ocupará un puesto relevante en la historia de la Medicina en Canarias.

Manuel Herrera Hernández
Col. 35/35/00491

Miembro de la Asociación Española de Médicos Escritores