¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto


solo EME  solo letras

 

Domingo, 20 octubre 2019 
Acceso Colegiados

Acceso Exclusivo Colegiados

Usuario
Contraseña
Info = Nº de colegiado Ver demostración


Si no la recuerda, pulse


¿Problemas con la contraseña? Elimina Cookies // Recarga la página (F5) // Prueba otro navegador

Alejandro Ramírez Naranjo

  • "El Colegio de Médicos de Las Palmas le realizó un homenaje por sus 50 años en la Profesión, entregándole la Insignia de Oro"
  • "No sólo fue un embajador de la amistad sino una personalidad de la Medicina"

Ha muerto Alejandro Ramírez y, con el ánimo triste, me vienen muchos recuerdos. En otros momentos nos reuníamos en una tertulia de amigos. Pero hace meses su enfermedad nos obligaba a su ausencia. Y ahora viene a mi mente cuando nos conocimos a la edad de ocho años. La enseñanza primaria la comenzó Alejandro Ramírez en el colegio de doña Salomé Araña, fundado a principios del siglo XX, en la calle Arenas. Allí recibían educación desde los cinco hasta los diez años para realizar el examen de ingreso para el bachillerato. El azar quiso que también Mapi Marrero estudiara allí una década más tarde. Posteriormente Alejandro inició los estudios de bachillerato en el colegio de los Jesuitas. Cuando lo terminó marchó a Madrid para estudiar Medicina. Una vez terminada la licenciatura viajó a Inglaterra en 1959 para especializarse en Odontología en el famoso Eastman Dental Hospital (EDH). Allí tuvo de compañero al Dr. Ruperto González Giralda que se convertiría en amigo fraterno y notoria figura de la Odontología.

Al regresar a Las Palmas el Dr. Ramírez Naranjo comenzó a ejercer en el mismo despacho de su padre, en la calle Domingo J. Navarro nº 40. También entró a formar parte en la Comandancia General de la Base Naval de Canarias, en el Servicio de Sanidad del Arsenal, como especialista en Odontología. Más tarde,  en 1970, hizo oposiciones en Madrid para Médico Odontólogo de Sanidad obteniendo esa plaza en la Jefatura Provincial de Sanidad de Las Palmas. En su Clínica Dental Ramírez de Estomatología y Ortodoncia formó equipo junto a sus hijos Alejandro y Pablo Ramírez Marrero que continúan la saga iniciada por su recordado abuelo. El Colegio de Dentistas de Las Palmas en febrero de 2011 le entregó el premio Santa Apolonia, y asimismo, recibió el Premio de Colegiado del Año 2011 por su brillante trayectoria profesional y como expresidente del mismo Colegio. Ese mismo año, el Colegio de Médicos de Las Palmas le realizó un homenaje por sus 50 años en la Profesión, entregándole la Insignia de Oro.

En 1967, al coincidir ambos en la Jefatura Provincial de Sanidad, en su plaza de Médico Especialista en Odontología y yo como Médico Puericultor del Estado, tuve ocasión de conocer y estrechar más nuestra antigua amistad. Entonces observé que en él la amistad era algo esencial. Su concepto de la amistad estaba en consonancia con la filosofía del Rotary Internacional. La relación del Dr. A. Ramírez Naranjo con el Rotary Club de Las Palmas tenía los antecedentes de su padre. Por esto en la refundación del Club en 1980 se incorporó y, más tarde, de 1983 a 1985, sería presidente del citado Rotary Club.

Otras características del carácter del Dr. A. Ramírez naranjo eran su dedicación al trabajo, su carácter bondadoso y tranquilo aunque riguroso con sus ideas. Es justo destacar también que se casó con Mapi Marrero Henning que siempre fue su apoyo y ayudándole en una vida tan activa, sin importarle si el tiempo era triste o alegre, y a pesar de que ella también tenía una vida profesional afanosa en el Centro Asociado de la UNED como directora.

En definitiva, por todos estos motivos, viene a mis recuerdos que el Dr. Alejandro Ramírez Naranjo no sólo fue un embajador de la amistad, un amigo entrañable, sino una personalidad de la Medicina y de la Odontología que se recordará en la historia de la Medicina canaria. Y al mismo tiempo,  aseguro que era un hombre lleno de bondad y de hidalguía.

 

Manuel Herrera Hernández
Col. 35/35/00491
Correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina